Sistemas de fijación de tipo de cambio

Sistemas de fijación de tipo de cambio

Sistemas de fijación del tipo de cambio El sistema monetario internacional se refiere a las instituciones por medio de las cuales se pagan las transacciones que traspasa las fronteras nacionales. Los tres principales sistemas o regímenes de determinación del tipo de cambio son: • Los tipos de cambio flexibles. • Los tipos de cambio fijos. • Los sistemas mixtos o semifijos o ajustables. Un sistema de tipos de cambio es un conjunto de reglas que describen el papel del Banco Central en el mercado de divisas. Tipos de cambio flexibles El tipo de cambio depende exclusivamente del juego de la demanda y la oferta de divisas. El tipo de cambio que establece el mercado es el que garantiza el equilibrio entre la oferta y la demanda de euros. Los movimientos o alteraciones del tipo de cambio están causados por desplazamientos de las curvas de oferta y demanda de euros. En este Sistema de tipo de cambio se encuentra influenciada por los tipos de interés de la economía de forma que si se reduce los tipos de interés, se reducirá el diferencial entre el tipo de interés nacional y el extranjero incrementando las salidas de capital y reduciendo las entradas provocando que el tipo de cambio disminuya. Al subir los tipos de interés, ocurre lo contrario y la moneda se encarece. Por otra parte, los tipos de interés pueden incidir sobre el nivel de producción del país ya que el tipo de cambio disminuye y con ello se incrementan las exportaciones al exterior. En cuanto a las balanzas comerciales de una economía el incremento de las exportaciones incrementará la demanda de euros con lo que se disminuirá el tipo de cambio, mientras que las importaciones aumentan la oferta de euros incrementando el tipo de cambio. Con lo que se puede entender que los desequilibrios de la balanza de pagos pueden provocar variaciones en los tipos de cambio. Limitaciones del sistema de tipos de cambio flexibles En la práctica, el mecanismo descrito no funciona de manera real. Esto es así por tres posibles causas: Sensibilidad a las variaciones del tipo de cambio de las exportaciones y de las importaciones: si la balanza de pagos de los países de la UEM incurre en un déficit y se deprecia el euro, puede que las exportaciones no aumenten lo suficiente y que las importaciones sólo se reduzcan en una cuantía moderada. La depreciación del euro puede incrementar el precio de las importaciones: esto puede elevar los costos de producción de muchas empresas e influir negativamente sobre los precios de las exportaciones. Gran incertidumbre en las relaciones internacionales: el empresario europeo no podrá determinar de un modo precios sus costos de producción, pues ello dependerá de cuál sea el tipo de cambio al cabo del periodo. Esta incertidumbre se suele combatir con operaciones en los mercados de divisas a plazos. La flotación sucia: la intervención en los mercados de divisas Un sistema de flotación sucia es aquel en el que, si bien funciona esencialmente como un sistema de tipos de cambio flexibles, los bancos centrales de los diversos países realizan, a corto plazo, intervenciones para alterar los tipos de cambio en una determinada dirección. Esta intervención consiste en la compra o la venta de su propia moneda, según se desee frenar la depreciación, o la apreciación. Además de estas intervenciones de compra y venta de divisas, los bancos centrales inciden en la evolución de los tipos de cambio a través de la política monetaria y, más concretamente, alterando los tipos de interés. Un aumento del tipo de interés de la zona euro no sólo provocará un desplazamiento hacia la derecha en la curva de demanda de euros, sino que también reducirá las salidas de capital, originando igualmente un desplazamiento de la curva de oferta de euros hacia la izquierda. Esto se concreta en una apreciación del euro. Por el contrario, una disminución del tipo de interés fijado por el BCE tenderá a depreciar el euro frente al dólar, haciendo que los productos europeos resulten más competitivos. Tipos de cambio fijos En un sistema de tipos de cambio fijos, el valor de la moneda lo fija el Banco Central sin tener en cuenta la oferta y la demanda de divisas. Cuando el mercado tiende a situar el tipo de cambio en un valor distinto al tipo de cambio oficial, el Banco Central interviene comprando o vendiendo seguros. Intervención del Banco Central comprando euros Esta compra de euros por parte del Banco Central provoca un desplazamiento hacia la derecha de la curva de demanda de euros, haciendo que el tipo de cambio fijado por las curvas de demanda y oferta de divisas coincida con el tipo de cambio oficial o de intervención. Con este tipo de intervención se evita la depreciación del tipo de cambio y éste se mantiene artificialmente apreciado gracias a la compra de euros por parte del Banco Central. Éste sistema, si se mantiene durante un largo período de tiempo, resulta inviable.

¿Le gustaría recibir señales de trading Gratis?

Pulse aquí para registrarse y obtener señales de trading gratis en su movil

Aprende a generar ingresos con tu propio capital


Referencias:

Burgos Baena, Agustín (2017). Análisis macroeconómico en el corto plazo

¿Le gustaría recibir señales de trading Gratis?

Pulse aquí para registrarse y obtener señales de trading gratis en su movil

Aprende a generar ingresos con tu propio capital


Referencias:

Burgos Baena, Agustín (2020). Análisis macroeconómico en el corto plazo


Sobre el autor

Dr. Agustín Burgos Baena


Catedrático - investigador - inversor, ofreciendo mis servicios y conocimientos a empresas (consultoría), universidades (formación), estudiantes (tesis) y público en general (inversiones).

Disponibilidad para impartir formación, consultoría empresarial, conferencia y/o cualquier otro tipo de servicio. No duden en ponerse en contacto conmigo a través del siguiente enlace.

Contacto.



Citar:

Burgos Baena, Agustín. (2017). Datos macroeconómicos para invertir. Recuperado de: http://www.xprttraining.com/analisis_tecnico/macroeconomia.html

 

Experts Training (2017)