Análisis del mercado de trabajo

Análisis del mercado de trabajo

II.5. ANÁLISIS DEL MERCADO DE TRABAJO. La situación del mercado laboral de un ámbito determinado nos permite acercarnos indirectamente al conocimiento de su estructura económica y sus posibilidades de futuro. Desde este punto de vista resulta relevante analizar cuestiones tales como las actividades económicas que se desarrollan, la cualificación de los trabajadores, el grado de eventualidad de los trabajos, el desempleo, las características y posibilidades de inserción de los desempleados, etc., factores que, junto a coyunturas económicas sujetas a fases cíclicas, determinan el funcionamiento de dicho mercado. II.5.1. TASA DE ACTIVIDAD. La tasa de actividad refleja el porcentaje de población activa -mayores de 16 años que en un determinado periodo de referencia forman parte del colectivo de trabajadores (ocupados), o están en disposición y hacen por incorporarse a él (parados)- con respecto al total de población en el mismo intervalo de edad. En 1991, fecha censal a la que aún debemos remitirnos para conocer este dato por comarcas, esta tasa se situaba en La Comarca del Valle de Lecrín, en un 49,80 %, superior a la de la Provincia y sensiblemente por encima del de la Comunidad Autónoma. Tasas de actividad general Fuente: Elaboración Censo de Población de 1991 Sin embargo, esta cifra global enmascara, las diferencias por municipios, que oscila oscilando entre el 44,61 % de Dúrcal y el 58,55 % de Nigüelas. Tasas de actividad por municipios MUNICIPIOS Tasa de actividad 1991 Albuñuelas 52,7 Dúrcal 44,61 Lecrín 53,95 Nigüelas 58,55 Padul 52,84 El Valle 52,38 Villamena 57,16 El Pinar 47,32 Comarca 49,8 Granada 42,68 Andalucía 47,17 Fuente: Censo de Población de 1991 Hay que destacar en este indicador el considerable incremento en los últimos años debido, entre otras razones a la elevada incorporación de la mujer al mundo laboral, existiendo una tasa de actividad femenina referida en el conjunto comarcal del 36,88 %, mientras la masculina es del 63,15 %. Pese a ello, las diferencias ente las tasas de actividad masculinos y femeninos siguen siendo muy altas, de forma que los primeros casi duplican a los segundos, como en general ocurre en los otros ámbitos de análisis, según se observa en el gráfico. Tasas de actividad masculina y femenina Fuente: Censo de Población de 1991 II.5.2. CARACTERIZACIÓN DE LA POBLACIÓN OCUPADA. Según el Censo de 1991 que es la información más reciente y fidedigna con la que contamos, aunque es previsible que la ocupación en la zona no haya variado mucho. Sobre la ocupación en la comarca se registra un bajo promedio, pues apenas el 63 % de la población activa trabajaba, cifra que, al tratarse de una media, enmascara realidades municipales muy preocupantes. Porcentaje de ocupados por municipios MUNICIPIOS Población ocupada Población activa TASA DE OCUPACIÓN (%) Albuñuelas 287 585 49,06 Dúrcal 1556 1982 78,51 Lecrín 770 1080 71,30 Nigüelas 238 582 40,89 Padul 1370 2437 56,22 Valle (El) 338 650 52,00 Villamena 426 451 94,46 Pinar (El) 198 485 40,82 Comarca 5183 8252 62,81 Granada 194400 255600 76,06 Andalucía 1834200 2472200 74,19 Fuente: Elaboración propia a partir del Censo de 1991 Los valores también contrastan con los alcanzados por la provincia o Andalucía, que sitúan su ocupación por encima de los datos de la Comarca del Valle de Lecrín. Ocupación Fuente: Censo de Población de 1991 De esta población ocupada el 73,03 % eran hombres frente al 45,88 % de mujeres estableciéndose una proporción de apenas una mujer trabajadora por cada dos hombres, media en consonancia con lo que ocurre en la provincia o Andalucía, aunque en El Valle de Lecrín la diferencia es mayor. Ocupación según sexo Fuente: Censo de Población de 1991 Atendiendo a la población ocupada por rama de actividad, en 1991 se apreciaba en la comarca un claro predominio del sector terciario que daba empleo al 38,50 % de la población, seguido del primario con un 28,40 %, y de la construcción (20,60 %) y la industria (12,40 %). Población ocupada por sectores económicos Fuente: Censo de Población de 1991 Si descendemos al detalle municipal encontramos situaciones muy distintas: Población ocupada por sectores en los municipios MUNICIPIOS PRIMARIO INDUSTRIA CONSTRUCCIÓN SERVICIOS Albuñuelas 59,58 3,48 16,72 20,21 Dúrcal 13,37 15,62 24,23 46,79 Lecrín 48,44 8,44 14,55 28,57 Nigüelas 11,76 10,92 21,43 55,88 Padul 20,80 16,50 23,80 38,91 El Valle 47,34 4,73 13,02 34,91 Villamena 50,70 10,09 12,68 26,53 El Pinar 16,67 7,07 28,79 47,47 Comarca 28,44 12,41 20,63 38,53 Granada 14,40 12,55 11,68 61,37 Andalucía 14,88 15,62 11,45 58,05 Fuente: Censo de Población de 1991 Si consideramos la población ocupada según su situación profesional el rasgo más llamativo es el alto grado de eventualidad en el empleo que se registra en la comarca en la que casi el 60 % de los trabajadores se declaran en esta precaria situación. Frente a ello, sólo un 22,6 % son trabajadores fijos, habiendo otro 20 % de empresarios, y un 13,56 %, son autónomos, es decir no emplean personal. Población ocupada según relación con la ocupación Fuente: Censo de Población de 1991 Por municipios la situación varía claramente: Población ocupada según relación con la ocupación por municipios Municipios Empresario Autónomo Trabajador fijo Trabajador eventual Parado con retribución Otra situación Albuñuelas 11 55 18 197 5 1 Dúrcal 175 197 377 781 24 5 Lecrín 21 81 258 402 8 0 Nigüelas 19 31 48 136 4 0 Padul 68 226 328 735 5 9 Valle (El) 15 36 40 242 5 0 Villamena 9 49 33 322 10 3 Pinar (El) 16 33 42 107 0 0 Comarca 334 708 1144 2922 61 18 Fuente: Censo de Población de 1991 II.5.3. CARACTERIZACIÓN DEL PARO Y LA POBLACIÓN DESEMPLEADA. ANÁLISIS DE LA DEMANDA. El conocimiento pormenorizado de las características del colectivo desempleado es básico de cara a combatir el problema, máxime cuando la innovación tecnológica impone una especialización cada vez mayor de la mano de obra, y donde la formación destinada a la población desempleada como vía para la inserción en el mundo laboral está adquiriendo un papel muy importante. En este sentido para analizar el paro y profundizar en sus características son varias las fuentes a las que hay que recurrir. En primer lugar la información que nos ofrece el Censo de 1991 nos permite el cálculo de la tasa de desempleo, al ser la única fuente, que nos facilita el volumen de población activa, básico para relativizar los valores y establecer comparaciones con otros ámbitos. Según el Censo de 1991, que integra en el colectivo de parados a todas las personas mayores de 16 años que durante la semana censal estuvieron sin trabajo, buscándolo o disponibles para trabajar, en La Comarca del Valle de Lecrín había un total de 3.069 parados que suponían el 37,19 % de la población activa, una tasa considerablemente elevada si la comparamos con la provincial o la autonómica. Tasa de paro Fuente: Censo de Población de 1991 Del volumen de personas paradas en la comarca el 45,23 % eran varones mientras el 54,77 % restante eran mujeres, situándose las respectivas tasas de desempleo en el 26,97 % y en el 54,12 %, siendo el paro femenino considerablemente mayor. Como puede apreciarse en el siguiente gráfico las tasas de paro son bastante superiores en el Valle de Lecrín respecto a la provincia y a Andalucía, sobre todo en el paro femenino. Tasa de paro por sexo Fuente: Censo de Población de 1991 Por municipios la situación varía mucho, con tasas casi del 60 %, en algunos de ellos. Tasas de paro Municipios Población parada Población activa Tasa de paro Albuñuelas 298 585 50,94 Dúrcal 426 1982 21,49 Lecrín 310 1080 28,70 Nigüelas 344 582 59,11 Padul 1067 2437 43,78 Valle (El) 312 650 48,00 Villamena 25 451 5,54 Pinar (El) 287 485 59,18 Comarca 3069 8252 37,19 Granada 61300 255600 23,98 Andalucía 638200 2472200 25,82 Fuente: Elaboración propia a partir del Censo de 1991 Para analizar la evolución del paro, hay que dejar a un lado los datos censales y remitirnos a las cifras registradas[1] en el INEM. Evolución del paro registrado 1997-2001 MUNICIPIOS 1997 1998 1999 2000 2001 Albuñuelas 39 34 27 25 27 Dúrcal 341 289 247 246 262 Lecrín 97 77 60 57 53 Nigüelas 53 51 42 44 45 Padul 303 259 194 169 172 El Valle 36 27 21 17 19 Villamena 41 37 29 23 22 El Pinar 41 34 25 27 32 Comarca 951 808 645 608 632 Granada 41480 37906 33235 33518 33482 Andalucía 443455 408634 366397 353699 345454 Fuente: Elaboración propia a partir del Censo de 1991 Según los datos del INEM observamos una tendencia del paro claramente descendente, tanto la comarca del Valle de Lecrín como en el conjunto provincial o Andalucía. Evolución del paro registrado 1997-2001 Fuente: Elaboración propia a partir de datos del INEM. El hecho más trascendental que ponen en evidencia los datos es la notable contracción del paro, apreciándose de 1997 a 2001 un descenso de más del 33,55 % en el conjunto. A este descenso, además de la coyuntura económica favorable han contribuido también las políticas llevadas a cabo desde las distintas esferas de gobierno, aunque habría que profundizar sobre la calidad y las condiciones del empleo generado, que no siempre son las más idóneas, dado lo efímero y precario de muchos de los contratos de trabajo. Los rasgos que definen a los desempleados inscritos como demandantes activos en las oficinas del INEM en 2001 son los siguientes: Por sexos, el paro masculino era sensiblemente menor al femenino, existiendo en el conjunto de la comarca un 48 % de hombres en paro frente a un 52 % de mujeres, correspondiente a 305 hombres desempleados frente a 325 mujeres. Distribución por sexos de la población parada 2001 Fuente: Elaboración propia a partir de datos del SIMA, IEA. Por edad destaca la juventud de la población parada. El mayor número de inscritos en las listas del desempleo se sitúa entre los 25 y los 29 años, sector de edad que está flanqueado por otros dos intervalos con elevados promedios del fenómeno, atenuándose la situación a partir de los 45 años. Porcentaje de parados por grupos de edad en la comarca del Valle de Lecrín Fuente: Elaboración propia a partir de datos del SIMA. IEA. De todo ello se desprende también que el colectivo más afectado por el desempleo es la mujer joven, rasgo que se reflejaba en la siguiente pirámide, donde vemos como el paro juvenil femenino casi duplica al masculino: Estructura por sexo y edad de la población parada 2001. Fuente: Elaboración propia a partir de datos del SIMA.IEA. En cuanto al la formación de la población desempleada, debido a la juventud del colectivo y la obligatoriedad de la enseñanza básica, la inmensa mayoría de los parados de la comarca cuentan como mínimo con estudios primarios. De hecho el 14 % de la población inscrita posee estudios primarios, el 35 % cursó EGB y el 34 % el graduado escolar. Distribución de la población parada según instrucción 2001 Fuente: Elaboración propia a partir de datos del SIMA. EIA. Sobre la actividad económica hay que señalar que en 2001, el 82,22 % de los parados inscritos en el INEM ya había trabajado con anterioridad, mientras el 17,78 % restante demandaba su primer empleo. Por sectores de actividad, destacan por su importancia los parados en el sector servicios, seguidos de los de la industria y la construcción Distribución de la población parada por rama de actividad año 2001 Fuente: Elaboración propia a partir del SIMA. IEA. Por último según categoría profesional destaca entre los parados el colectivo de peones no cualificados es el más numeroso, que representa más de un 32 % del total. Las demandas por grupos profesionales se distribuyen del modo que indica el siguiente gráfico: Distribución de la población parada por grupos profesionales 1999 Fuente: Elaboración propia a partir del SIMA. IEA. Como ha quedado patente en el Valle de Lecrín, el desempleo a lo largo de la década de los noventa, se ha reducido notablemente. Aunque este es un hecho incuestionable, la dinámica no ha sido la misma por grupos y subsectores. Por eso resulta conveniente proceder a una mayor desagregación, al menos en los últimos años (1999-2001) y en la medida que la fuente lo permita.: Según las cifras disponibles en los últimos dos años: Por edades, el paro ha tendido a aumentar entre los mayores de 25 años, y a la disminución en el colectivo más joven. Tendencia del paro por grupos de edad Fuente: Elaboración propia a partir del IEA.SIMA. Según el grado de instrucción, el paro bajó en los segmentos sociales menos cualificados, aumentando muy ligeramente en los segmentos de personas con graduado escolar y grado medio. El resto disminuye un poco o permanece casi inalterado. Tendencia seguida por el paro según el grado de instrucción Fuente: Elaboración propia a partir del INEM Por grupos profesionales, se observa una gran estabilidad, sólo destacar que la tendencia general es al descenso del paro entre la población cualificada, y al mantenimiento de los porcentajes de paro protagonizados por peones sin cualificación. Por último, por sectores económicos, aumenta el número de inscritos procedentes de los servicios, se mantienen los de la construcción y disminuyen ligeramente los de la agricultura y la industria. Tendencia de la población actividad por ramas de actividad Fuente: Elaboración propia a partir del INEM II.5.3. PERFIL DE LA CONTRATACIÓN EN LA ZONA. La oferta laboral en un medio típicamente rural como el Valle de Lecrín viene, lógicamente, marcada por las actividades que en el se implantan. Las de tipo agropecuario son las que dominan el mercado laboral de la comarca procediendo de ellas la mayor parte de las ofertas de trabajo. Se trata de trabajos temporeros muy puntuales que posibilitan la mayor parte de jornales durante las campañas de recogida reduciéndose la demanda de mano de obra para el desarrollo de otras actividades. Las ofertas provenientes de este sector la componen generalmente hombres y mujeres de edad intermedia 29-44 años con escasa cualificación. La construcción es otra de las fuentes de empleo en la comarca en la que en los últimos años está adquiriendo un auge especial. En este caso se trata también de trabajos generalmente ocasionales o itinerantes de los que suelen aprovecharse hombres jóvenes . Junto a la construcción, el comercio y la administración, son también importantes fuentes de generación de empleo en la zona. Aunque el turismo es una actividad pujante en la comarca, aún no ha una conseguido una generación masiva de empleo. El “Observatorio Ocupacional” del INEM nos permite obtener datos al respecto de las contrataciones. Según dicha fuente las producidas en el Valle de Lecrín en 2002 se elevaron a un total de 6.320, repartidas por sectores de este modo: Distribución sectorial de las contrataciones en el Valle año 2002 Fuente: Observatorio ocupacional del INEM El 49 % de este volumen de contratos se hizo a hombres, siendo estos más numerosos para el hombre que para la mujer en los sectores de la construcción y los servicios, predominando la contratación femenina en la agricultura y la industria. Como se puede apreciar vemos el sector que genera más contrataciones es la Agricultura con un total de 2.117 , seguido de la construcción con 2.057. Respecto al número de demandantes de empleo según el grupo de ocupación se observa que mayoritariamente se demandan puestos relacionados con la agricultura, alcanzando el 57 % , seguido de trabajos sin cualificar con un 15 % y del sector servicios con el 8 %. Demandantes de empleo según ocupación Fuente: Observatorio ocupacional del INEM En términos más específicos la ocupación más demandada con diferencia es la de trabajadores agrícolas, seguido de la ocupación de trabajador en huertas, viveros, y de empleados de limpieza. OCUPACIONES MAS DEMANDADAS Trabajador Agrícola Ex. Huertas 1339 Trab. Huertas/ Viveros/ Jardín 364 Mujer/ Mozo de la Limpieza 224 Peón de la Construcción Edificios 111 Dependiente de comercio en General 77 Fuente: Observatorio ocupacional del INEM Por el contrario, las ocupaciones más ofertadas son al igual que antes los trabajadores agrícolas pero en mucho menor numero. Se aprecia por tanto un gran déficit entre puestos ofrecidos respecto a los demandados. OCUPACIONES MAS OFERTADAS Trabajador Agrícola Ex. Huertas 133 Asistente Domiciliario 42 Albañil 28 Empleado Adminstrativo en General 13 Mujer/Mozo de la Limpieza 11 Fuente: Observatorio ocupacional del INEM [1] Se entiende por paro registrado el conjunto de demandas de empleo no satisfechas, exceptuando las de los siguientes colectivos: pluriempleados, trabajadores demandando mejora de empleo, jubilados, trabajadores que buscan otro empleo y trabajadores eventuales agrarios subsidiados.

¿Le gustaría recibir señales de trading Gratis?

Pulse aquí para registrarse y obtener señales de trading gratis en su movil

Aprende a generar ingresos con tu propio capital


Referencias:

Burgos Baena, Agustín (2017). Análisis macroeconómico en el corto plazo


Sobre el autor

Dr. Agustín Burgos Baena


Catedrático - investigador - inversor, ofreciendo mis servicios y conocimientos a empresas (consultoría), universidades (formación), estudiantes (tesis) y público en general (inversiones).

Disponibilidad para impartir formación, consultoría empresarial, conferencia y/o cualquier otro tipo de servicio. No duden en ponerse en contacto conmigo a través del siguiente enlace.

Contacto.



Citar:

Burgos Baena, Agustín. (2017). Análisis del mercado de trabajo. Recuperado de: http://www.xprttraining.com/macroeconomia/analisis_mercado_trabajo.html

 

Experts Training (2017)