Seres supremos

Seres Supremos

Este afán evolucionista de que una determinada forma religiosa acompañase a una determinada formación social fue quedándose corto e incapaz de explicar el origen de la religiones, y Lang marcó esta diferencia al hacer notar que existían en los llamados pueblos primitivos actuales formas de religión monoteístas, de forma tan generalizada que otros observadores prefirieron pensar que habían sido importadas por misioneros y cristianos llegados allí. Hoy, es imposible negar que el monoteísmo también está presenta en las formas culturales más primitivas sin necesidad de contagio Aunque estas formas religiosas no puedan ser consideradas auténticos monoteísmos o percepciones genésicas como pretende Schmidt, no se adaptan tampoco a los esquemas evolucionistas de Tylor y Frazer. Estos seres superiores no reciben culto por no molestarles excepto en ritos de iniciación y poco más, son los dioses menores, los héroes los que reciben el culto popular.
Aparecen disociados de la comunidad excepto en la admisión de los adolescentes en la misma.
Se trata de un monoteísmo que no implica las nociones de omnipotencia, eternidad, etc. Como ejemplo encontramos los Nuer (Africa) presentados por Evans-Pritchard, que al identificar su ser supremo con el aire le dan categorías semejantes a la trascendencia y a la inmanencia, ( está en todas partes y todo nace de él)



Compartir

Sobre el autor

Agustín Burgos Baena

Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.