El misterio de la muerte y el culto a los muertos

El misterio de la muerte y el culto a los muertos

La sangre se asociaba al fluido vital (nada extraño puesto que la única prueba de muerte segura era la pérdida de sangre). A los muertos se les entierra con la tierra teñida de rojo (en lo que parece ser una creencia que le devolvería la vida insertándole de nuevo la sangre perdida). Esta costumbre se encuentra en casi todos los depósitos arqueológicos de restos fúnebres por lo que hay que considerarla bastante extendida. Además de los pigmentos rojos se utilizan otro tipo de adornos (piedras o conchas) que simbolizan la entrada en otro mundo.
Muchos de los cuerpos encontrados estaban en posición sedente o en cuclillas, la imposibilidad de que se conociese la postura fetal (tesis que se ha sostenido sin embargo) induce a creer que el posicionamiento de los cuerpos así era para que no saliesen caminando, para que no pudiese moverse y molestar a los vivos. El respeto con el que se trata a los muertos apoya la teoría de una creencia en una vida post-mortem.



Compartir

Sobre el autor

Agustín Burgos Baena

Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.