Metodos de valoración de empresas basado en resultados

Metodos de valoración de empresas basado en resultados

Métodos basados en la cuenta de resultados: Estos métodos emplean la cuenta de resultados para tratar de calcular el valor de la compañía y tienen varias características en común entre ellos. El primero es la simplificidad de la aplicación del modelo y la segunda es que requiere de la comparación con empresas similares. Entre los aspectos que debe de considerar estos estudios se encuentran: Rentabilidad propia y del sector. Posición competitiva. Crecimiento histórico y esperado del negocio y del sector. Estructura financiera de la empresa y del sector. Capacidad tecnológica. Capital humano. Las ventajas de estos métodos son: Los Valores de mercado incorporan la percepción de todos los inversores reflejando las perspectivas de la compañía, tendencias del sector, riesgo del negocio, etc. Herramienta útil para comprobar el valor obtenido a través el descuento de flujos de fondos El mercado rara vez se equivoca El valor obtenido es un indicador fiable del valor de una empresa. Las desventajas: Dificultad para encontrar compañías 100% comparables. Diferencias en los sistemas contables según legislación nacional. Distintos grados de información según requisitos nacionales del mercado de valores. Pequeñas empresas que no reflejan el verdadero valor. Método de valoración por múltiplos: Fases del proceso de valoración por el método de los múltiplos: Analizar la empresa objetivo: El primer paso a realizar es identificar correctamente la empresa objetivo que se quiere analizar, estimando el tamaño, rama de actividad, nacionalidad, mercados en los que opera… Búsqueda y selección de empresas similares: Cuantos más rasgos en común tengan las compañías mejor se puede realizar la comparación. El inversor debe de tratar de encontrar al menos 10 compañías aunque no siempre es posible, ya que es probable que no se adapten a la media. Cálculo y selección de los múltiplos de cotización El inversor seleccionará que ratios son los más apropiados para valorar la empresa. Aplicación de los resultados a la empresa objetivo: Multiplicar los resultados de los ratios seleccionados por los datos correspondientes de la empresa objetivo. Selección de un rango de valoración para la empresa objetivo: Hay que seleccionar un rango de valoración de la empresa a través delos ratios seleccionados. Valor de los beneficios, PER: El PER es un indicador que se puede emplear para realizar comparaciones entre activos financieros. Este indicador mide el número de veces que el beneficio se encuentra dentro del precio de la acción. Además también se puede considerar como el número de años que el accionista puede llegar a tardar para recuperar su inversión. El cálculo de PER se realiza aplicando la siguiente fórmula: Figura 17.25: Formulas del PER. Fuente: eLaboracion propia. Normalmente, para realizar el cálculo del PER se suele emplear el beneficio esperado del ejercicio económico Este método se emplea por su simplicidad ya que de una manera fácil permite realizar comparaciones con sectores y hasta comparaciones históricas. Según este método, el valor de las acciones se obtiene multiplicando el beneficio neto anual por un coeficiente denominado per (iníciales de price earnigs ratio), es decir: Valor de las acciones = per * beneficio En ocasiones se utiliza también el per relativo, que no es más que el per de la empresa dividido entre el per del país PER relativo = PER empresa / (PER país o PER sector) El PEG (Price Earning Growth) Es una variación del PER el cual considera a la compañía con una tasa de crecimiento de los beneficios obtenidos por la empresa. PEG = PER / Tasa de crecimiento de los beneficios netos En el cálculo de la tasa de crecimiento los beneficios pueden hacer referencia a los últimos 3 / 5 años o los beneficios esperados para los próximos 3 o cinco años. Un PEG cercano a 1 es un buen resultado para estimar que el PER está en crecimiento. Algunos estudios analizan el per en detalle y se ha demostrado la relación existente entre el per (la ratio más utilizada en valoración, especialmente para las empresas que cotizan en bolsa), la rentabilidad exigida por los accionistas y el crecimiento medio estimado para el cash flow generado por la empresa. Esta sencilla relación permite en muchas ocasiones realizar juicios rápidos sobre la sobrevaloración o infravaloración de empresas Si el mercado y más concretamente un activo sostiene un per elevado se puede estar indicando que las expectativas son especialmente favorables, aunque también puede indicar que carece de poco recorrido alcista . Por el contrario, los PER bajos pueden expresar escasas expectativas de beneficio futuro, o que el precio está infravalorado. Por ello el inversor debe de estudiar el activo para determinar si está infravalorado o no. Por ello es importante que el inversor considere los PER de las demás compañías del sector las cuales sean similares. Una de las principales desventajas del PER es que se puede influenciar su comportamiento por el nivel de apalancamiento que pueda tener la empresa. Valor de los dividendos: Los dividendos es la remuneración que reciben los accionistas materializadas en pagos periódicos. Estos dividendos son una porción de los beneficios del ejercicio. La rentabilidad del dividendo se calcula mediante la siguiente fórmula: Según este método, el valor de una acción es el valor de los dividendos que se esperan obtener de ella. Entre los modelos existentes se encuentran: Para el caso de perpetuidad, esto es, una empresa de la que se esperan dividendos constantes todos los años, este valor puede expresarse así: Valor de la acción = DPA / Ke Siendo: DPA = dividendo por acción repartido por la empresa. ke=rentabilidad exigida a las acciones. La rentabilidad exigida a las acciones, también llamada coste de los recursos propios, es la rentabilidad que esperan obtener los accionistas para sentirse suficientemente remunerados. Se obtiene sumando a la rentabilidad de los bonos del estado a largo plazo la prima de riesgo de la empresa Precio de la acción a partir de la rentabilidad por dividendos, el analista estima cuál debe ser la rentabilidad por dividendo de la acción basándose en histórico y promedio del sector: DPA = Precio /Rentabilidad por dividendo % Modelo de descuento de dividendos – Precio a partir de dividendos constantes, el precio de un activo es el valor actual neto de los flujos futuros que proporciona. Si una acción sólo proporciona como único flujo los dividendos y son constantes: Valor de la acción = DPA/(Rentabilidad exigida por el inversor (K)) Figura 17.25: Valora de laccion por descuento de diviendos. Fuente: Elaboracion propia. Modelo de descuento de dividendos – Precios a partir de dividendos crecientes (Modelo de Gordon Shapiro), en este caso se parte del dividendo próximo esperado (DPA1) y se consideran que los dividendos crecerán a una tasa constante (g) de manera indefinida: Valor de la acción = DPA/(K-g) Figura 17.25: Valor de la accion por descuento de diviendos y considerando el crecimiento. Fuente: Elaboracion propia. Cuando la diferencia entre K y g es pequeña, el valor de la acción se dispara hasta infinito, lo que es irreal. En estos casos no se aplicaría esta fórmula. En cuanto a la tasa g, hay que ver qué crecimiento de los dividendos g utilizamos: Utilizar un crecimiento “razonable”, tiendo en cuenta el crecimiento de la economía (por ejemplo si el PIB crece un 3% e inflación un 2% se usa g = 5%) y es como decir que la empresa crecerá igual que la economía del país. Utilizar el crecimiento “sostenible”, el cual depende de la rentabilidad sobre recursos propios (ROE) y el % de beneficios distribuidos como dividendos (“payout”): G = ROE * (1 – payout) Figura 17.25: Valor de la tasa g. Fuente: Elaboracion propia. El ROE (Return on Equity o rentabilidad sobre fondos propios) es un ratio que da una medida del rendimiento con relación a la inversión de los accionistas: ROE = BDI/(FP medios) Figura 17.25: Fórmula ROE.. Fuente: Elaboracion propia. Se diferencia de ROA (Return on Assets o rentabilidad sobre los activos totales), que muestra la efectividad de la gestión en generar beneficios a partir de los activos de los que dispone. Se cogen los beneficios antes de intereses e impuestos o EBIT. ROA = BAII/(Activo total medio) Figura 17.25: Fórmula ROA. Fuente: Elaboracion propia. Utilizar el crecimiento histórico de los dividendos durante los últimos 5 a 10 años. A veces puede dar resultados de crecimiento insostenible, si por ejemplo en 1 año han crecido mucho los dividendos. Ha de primar el sentido común pero los dividendos no lo recogen todo ya que la capitalización de los dividendos es un método cuestionable de valoración, ya que la empresa habitualmente genera una mayor cantidad de fondos que los específicamente destinados al pago de dividendos (“pay out”), de hecho, suelen ser sólo una proporción de la totalidad de los flujos generados por la empresa. El Dividend Yield es aplicable a empresas muy grandes, con poco crecimiento y alto dividendo. La evidencia empírica muestra que las empresas que pagan más dividendos (como porcentaje de sus beneficios) no obtienen como consecuencia de ello un crecimiento en la cotización de sus acciones. Esto se debe a que cuando una empresa reparte más dividendos, normalmente reduce su crecimiento, porque distribuye el dinero a sus accionistas en lugar de utilizarlo en nuevas inversiones Múltiplo de las ventas: Este método de valoración, empleado en algunos sectores con cierta frecuencia, consiste en calcular el valor de una empresa multiplicando sus ventas por un número. Para analizar la consistencia de este método, se lleva a cabo un análisis de la relación entre la rio precio / ventas y la rentabilidad de la acción La ratio precio / ventas= (precio/beneficio) * (beneficio/ventas) Este ratio se puede descomponen en dos ratios el per, y la segunda (beneficio/ventas) se conoce normalmente como rentabilidad sobre ventas Otros múltiplos: Además del per y la ratio precio/ventas, algunos de los múltiplos que se utilizan con frecuencia son: Valor de la empresa / beneficio antes de intereses e impuestos (BAIT). Valor de la empresa/beneficio antes de amortización, intereses e impuestos (EBITDA). Valor de la empresa/cash flow operativo. Valor de las acciones/valor contable. Es evidente que para valorar una empresa utilizando los múltiplos, es preciso utilizar múltiplos de empresas comprables. EV/EBIT (“Enterprise Value”/”Earnings before interest and taxes”) Es el valor de la empresa/beneficio antes de intereses e impuestos, siendo el valor de la empresa la Capitalización Bursátil + Deuda Financiera Neta + Provisiones y minoritarios del Pasivo. Al contrario del PER, con éste se puede ignorar el grado de apalancamiento. EV/EBITDA (“Enterprise Value”/”Earnings before interest, taxes, depreciation and amortization”) Es un múltiplo usado para evitar las diferencias en políticas contables que pueden afectar a los resultados. Bueno para aplicar a empresas cíclicas y para comparar empresas de diferentes países. EVG Compara el valor de la compañía con la tasa de crecimiento del beneficio antes de intereses, impuestos y amortizaciones. EVG = EV/EBITDA Tasa de crecimiento del EBITDA Principalmente se usa en empresas pertenecientes a sectores en crecimiento como el sector de la tecnología o telecomunicaciones. Precio/Valor en libros o precio/Valor Contable (PVC) Es el nº e veces que el precio por acción contiene al valor patrimonial o valor contable de los fondos propios, por acción. Este ratio tiene un importante significado financiero: si es > 1 la capitalización bursátil o valor de mercado de los fondos propios es superior a su valor contable, i.e, hay implícito un “fondo de comercio” o capacidad de crear valor. A mayor rentabilidad de recursos propios, mayor valor de mercado. El ratio depende de la tipología de las empresas, en empresas industriales con balances “pesados”, el múltiplo será menos que en empresas con estructuras ligeras. Earning Yield Gap El “Earning Yield” es la inversa del ratio PER, i.e. la rentabilidad que derivaría para el accionista el hecho de adquirir acciones de una determinada compañía. Es la rentabilidad que exige el accionista a la empresa para mantener su inversión (rentabilidad libre de riesgo + prima de riesgo de la acción). Earning yield = (Beneficio neto)/(Capitalización bursátil) Figura 17.25: Fórmula del Earning Yield Gap. Fuente: Elaboracion propia. Es un ratio estático, como si los beneficios de una empresa no variaran a lo largo del tiempo. Se supone que este ratio es siempre superior a la rentabilidad exigida a la rentabilidad libre de riesgo si bien las expectativas del mercado a un crecimiento futuro hacen que los accionistas exijan una menor remuneración a los títulos por sus inversiones en renta variable. Así, el “Earning Yield Gap” se define entre la diferencia entre el ratio “Earning Yield” y la rentabilidad libre de riesgo (obligación a 10 años). Precio/Cash Flow Estos ratios comparan precio con cash flow o flujo de caja. Es más frecuente utilizar el flujo de caja contable que el flujo de caja disponible. Cash Flow Contable = BDI + Amortización Figura 17.25: Fórmula del Cash Flow Contable. Fuente: Elaboracion propia. Algunos inversores utilizan el concepto de cash earnings en vez de cash flow. Los cash earnings suman a la cifra de beneficio todos los apuntes contables que no implican flujos de dinero. Buen ratio para empresas cíclicas y no adecuado en empresas de alto crecimiento. Los analistas financieros no suelen estimar cash flows futuros. Aspectos finales a tener en cuenta en la valoración por múltiplos El valor resultante (PPA o Valor de la empresa) puede ser directamente el precio por acción o el valor total de la compañía: Con el ratio PER obtienes directamente el PPA. Con el ratio EV/EBITDA obtienes el valor de la empresa, por lo que para llegar al PPA habría que deducir a este valor, el valor de la deuda neta y luego dividir por el nº de acciones. En el análisis de los ratios se suelen utilizar dos tipos de enfoques: el histórico (tendencia, a mejor o peor) y el sectorial (se compararan con empresas comparables o datos medios del sector). Atentos al numero de acciones: efecto dilución, que hace referencia a la disminución del beneficio por acción que puede producirse por la conversión de ciertos pasivos financieros en acciones. Los ratios que se calculen deben incluir el efecto dilución, cuando éste suponga una disminución de beneficio por acción de un 5%. La dilución se produce cuando se ejercitan opciones o “warrants” o cuando se convierten obligaciones o acciones preferentes en acciones ordinarias. Para determinar si se va a producir el 5% de dilución, basta con calcular el nº total de acciones que se emitirán tras la posible dilución. Múltiplos de transacción: si las empresas comparables no cotizan en bolsa hay que estimar el precio que un comprador potencial estaría dispuesto a pagar por una empresa. Modelo de Gram Pretende descubrir el valor intrínseco de la acción a partir de los beneficios que proporciona medidos por varios parámetros bursátiles. Sentó las bases el análisis fundamental como herramienta de inversión. La estrategia de gestión basada en la valoración de la acción (“Value Models”) la formuló Benjamin Graham en 1936 y fue el primer intento de explicación de funcionamiento del mercado bursátil. Es una estrategia conservadora basada en comprar sólo aquellas acciones que dan buena rentabilidad en el momento actual, sin esperar nada del crecimiento futuro que aún no conocemos. Además deben cumplirse las siguientes características: La empresa debe haber pagado dividendos en los últimos 20 años. Tamaño mínimo de 100 millones de dólares en ventas. Relación precio mercado/valor contable no debe ser > 1,5. El PER no debe ser superior a 15 (calculado con la media de los beneficios de los últimos años). Rentabilidad por dividendo no inferior al 2,5%. Para poner en práctica el modelo se construirá una hoja de cálculo incluyendo los parámetros utilizados para la selección de accionesy se indica un minimo y un máximo para cada parámetro por debajo/encima del cual el ordenador dará una señal de comprar o vender. Este modelo se ha perfeccionado introduciendo mayor nº de criterios. Lo bueno es que se evitan las reacciones desproporcionadas por factores emocionales (pánico o entusiasmo ante movimientos del mercado). Sólo se debe comprar cuando la acción reúne las condiciones adecuadas, sin importar cuál sea el momento del mercado. Este modelo es flexible porque se pueden poner o quitar los criterios que se crean oportunos. Es conservador y acorde para beneficiarse de la rentabilidad bursátil sin correr excesivos riesgos. ¿Pueden seguir siendo de utilidad hoy en día? El problema es que no tienen en cuenta el crecimiento, que es un factor fundamental en las bolsas.


Señales de trading

Fuentes:

Burgos Baena, Agustín (2017). Análisis bursátil avanzado


Sobre el autor

Datos de contacto del autor

Agustín Burgos Baena
Agustín Burgos Baena

Doctor en Administración y Máster en finanzas en dirección financiera de empresas, análisis bursátil, valoración de empresas y gestión de activos financieros y bancarios.





Citar:

Burgos Baena, Agustín. (2017). Metodos de valoración de empresas basado en resultados. Recuperado de: http://www.xprttraining.com/fundamental/metodos_valoracion_empresas_basado_resultados.html

         

Experts Training (2017)