Teoría de los costes

Según el pensamiento económico convencional el mercado es un mecanismo general de coordinación de la actividad económica, el cual mediante la ley de la oferta y la demanda determina el precio de los bienes y servicios producidos. La asignación de los factores productivos a los diferentes usos viene determinada por el mecanismo de precio, pero en el mundo real no siempre la asignación de recursos se produce de este mercado sino porque alguien, el empresario, lo dispone
Aparece la figura del empresario, que va ha ser evitar los costes de transacción que surgen del mercado
La razón de ser de la empresa se halla en que existan unos costes derivados de la utilización del sistema de precios, los costes de transacción como son los de las negociaciones y los contratos que son necesarios efectuar para realizar transacciones en el mercado, en consecuencia la empresa surge porque en determinadas circunstancias es más barato organizar determinadas transacciones por medio de la empresa que a través del mercado
La empresa no suplanta el mercado como mecanismo de asignación, sino que lo remplaza en aquellas actividades en las que la empresa puede lograr una asignación más eficiente
Los costes que comportan la utilización del mecanismo de los precios son varios y de diferente naturaleza
Componentes de los costes de transacción:
  • Los derivados del gran número de transacciones que habría que realizar si no existieran empresas
  • Los derivados de la incertidumbre o falta de conocimiento acerca del producto o de sus componentes elementales
  • Los derivados del problema de medición
  • La empresa nos hace los bienes a un coste menor que el anteriormente visto



    Compartir

    Sobre el autor

    Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.