Función de los subsistemas de la empresa

4.- La rentabilidad de la empresa Hasta el momento hemos analizado una serie de variables expresadas en términos absolutos (um). Señalábamos que el beneficio económico se puede considerar como una medida de la eficiencia de los activos productivos de una empresa, si bien esto es correcto siempre que tomemos una misma base de referencias Supongamos que dos empresas nos proporcionan la siguiente información sobre el beneficio económico alcanzado un determinado año y sobre el montante de sus inversiones: A primera instancia, si nos fijamos en el dato del beneficio económico, parece ser que la empresa B es más eficiente que A, puesto que obtienen un mayor nivel del mismo. No obstante, debemos pensar que esta cifra por sí misma no indica realmente el grado de eficiencia, pues debemos comparar lo obtenido respecto del montante invertido para su obtención. De esta forma, se ve claramente que A es más eficiente, pues por cada u.m. invertida en activo obtiene 1 u.m. de beneficio económico, mientras que B obtiene 0.5 u.m. por cada u.m. invertida en activo De esta forma, es conveniente desarrollar otras medidas en términos relativos que son más adecuadas para realizar comparaciones entre empresas. La rentabilidad es la relación entre los beneficios obtenidos y los fondos dedicados a su consecución En referencia al beneficio hemos distinguido entre beneficio económico y beneficio neto, igualmente se distingue entre rentabilidad económica y rentabilidad financiera • La rentabilidad económica (RE), también denominada operativa o bruta, es la rentabilidad de los activos de la empresa o, lo que es lo mismo, el beneficio generado por cada unidad monetaria invertida en activos, siendo independiente de la estructura financiera RE = Beneficio económico / Activo total = BE / AT Si no existiese deuda en la empresa, la rentabilidad económica coincidirá con la denominada rentabilidad financiera. Sin embargo, esto no suele ocurrir. Si suponemos que la empresa financiera sus activos con recursos propios en una cuantía determinada, y con recursos ajenos con un montante RA. Si el coste medio anual de los recursos ajenos es del K%, cada año la empresa pagará en concepto de interés (cargas fijas del pasivo) un total del K% s/RA = f u.m., con lo que el BN = BE – F. De esta forma, la rentabilidad financiera, rentabilidad neta o de los accionistas vendría dada por Rf = Beneficio neto/Recursos propios = BN/RP = (BE-F)/RP = (BE-K*RA)/RP Supuesto un tipo impositivo de sociedades de la t%, y expresado en tanto por uno, la rentabilidad financiera de impuestos (RF´), o rentabilidad líquida, sería RF´= Beneficio líquido/Recursos propios = BL/RP = (BN (1-t))/RP RF´= RF (1-t) Igualmente, se puede definir la rentabilidad económica después de impuestos (RE´) a través de la siguiente expresión: RE´= Beneficio económico después de impuestos / Activo total


Compartir

Sobre el autor

Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.