Bolsa de valores de París

Abanico de Fibonacci

Es necesario establecer un proceso de control cuya finalidad es garantizar que el desempeño real se ajusta a lo esperado, o bien que los planes sean modificados según lo exijan las circunstancias
Cuatro son los pasos para desarrollar el proceso de control:
  • Establecimiento de estándares o criterios de medición tanto de la actuación real como del deseado
    Estos serán fijados a partir del objetivo previamente fijado en la fase de planificación
  • Medición de la actuación real:
    Se debe hallar un método económico y fiable que permita determinar los resultados realmente objetivos
  • Comparación de la actuación real con el estándar
    Si no existen desviaciones, se termina aquí
  • Análisis de las causa de las desviaciones y toma de medidas correctoras:
    Si existen desviaciones significativas entre lo planificado y lo realmente alcanzado, deberán adoptarse medidas correctoras para conseguir unos resultados en línea con el estándar
  • Hay tres tipos básicos de control:
  • Preliminar:
    Enfocado a la prevención de desviaciones en la calidad y cantidad de los recursos utilizados en la organización
  • Concurrente:
    Que vigila las operaciones en funcionamiento para asegurar que los objetivos se están alcanzando. El control concurrente se efectúa principalmente por medio de las actividades de supervisión de la dirección
  • El control de retroalimentación:
    Se centra en los resultados finales
  • Las medidas correctivas se orientan hacia la mejora del proceso para la adquisición de recursos o hacia las operaciones en sí mismas



    Compartir

    Sobre el autor

    Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.