Valoración de los recursos humanos

4.- La inversión en la empresa, el activo de la empresa, su estructura económica a) Activo o estructura económica: El activo es el conjunto de bienes y derechos que la empresa necesita adquirir para su funcionamiento Este se encuentra formado por: • Capitales permanentes o activo no corriente: o El activo no corriente se encuentra vinculado a la empresa a largo plazo (más de un año) o Características:  Permanencia: Capitales permanentes son aquellos que están vinculados a la empresa durante más de un periodo  Da solidez a la empresa: Forma la estructura sólida de la empresa, cuando más estructura fija tenga la empresa, más capacidad productiva tendrá  Determinan la capacidad productiva: La capacidad productiva de la empresa tiene cumplir una serie de condiciones: • Condición necesaria: Tiene que existir una demanda insatisfecha, esto quiere decir que la empresa nace para satisfacer necesidades y que si no existen necesidades que satisfacer, la labor de la empresa no existiría porque no tendría sentido realizar la actividad productiva • Condición suficiente: r > K: r = a TIR, TIR indica la rentabilidad de un proyecto, (cobros menos pagos) K = a costes de los recursos financieros (intereses) La condición suficiente es que la rentabilidad sea mayor que los costes financieros • Capital circulante o activo corriente: o Son los bienes y derechos que se vinculan a la empresa a corto plazo (menos de un año) o La inversión en activo corriente depende de la dimensión del activo no corriente como de la política de la empresa (compras, ventas, stock, etc) o Es una inversión derivada de la inversión del activo no corriente o Pueden existir elementos del activo no corriente que se adquieran para hacer frente a un incremento coyuntural de la demanda y no se considerara circulante y activo corriente que por circunstancias ajenas a la empresa permanezcan en la empresa más de un año (productos que no se venden) La empresa requiere para su funcionamiento contar con activo no corriente como elementos del activo corriente en cantidad necesaria para alcanzar el objetivo de la empresa. Esta relación se depende de la actividad de la empresa, su tamaño, nivel tecnológico, relaciones con los clientes, etc


Compartir

Sobre el autor

Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.