Técnicas de programación temporal de proyectos

1.- Introducción Desde la perspectiva neoclásica, el único objetivo de la empresa consiste en maximizar el beneficio, convirtiéndose este el eje central de las actuaciones de toda la organización. Esta es una visión sesgada de la realidad y difícilmente sostenible en la práctica A pesar de lo anterior, se debe dar la razón en aparte a los clásicos: conseguir un beneficio es fundamentalmente para cualquier empresa que desea alcanzar otros objetivos, ya sea de las personas (directivos y crecimiento de la empresa) o de la propia organización (supervivencia y crecimiento) La obtención de un beneficio es algo necesario para las empresas. Siguiendo a Suarez, se puede descubrir el marco jurídico-institucional en que la empresa desarrolla sus actividades y que limita la capacidad de obtener tales beneficios (normativa fiscal, laboral, mercantil, etc), y también podríamos discutir la forma en que se reparte el beneficio, pero nunca la obtención de un beneficio en sí mismo. Los propios marxistas no discuten que la empresa deba obtener unos resultados satisfacciones: el problema estriba en el reparto de las plusvalías, no en las plusvalías en sí mismas


Compartir

Sobre el autor

Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.