Bolsa de valores de París

La responsabilidad social de las organizaciones es el fenómeno voluntario que busca conciliar el crecimiento y la competitividad con un compromiso social y medioambiental
Representa, por tanto, la preocupación o postura que adopta la empresa respecto a los grupos o agentes sociales con los que interactúa, de manera que sus actuaciones estén orientadas por principios éticos

Niveles de exigencia de responsabilidad social a la empresa:

  • Responsabilidades básicas:
    Producción, empleo y crecimiento económico
    Llevar a cabo su actividad
  • Atención al cambio de valores y prioridades sociales:
    Incluye las necesidades básicas además de la conservación del medioambiente, relaciones laborales, información al consumidor, calidad de los productos y servicios
  • Vinculación más activa con el cambio del entorno social:
    Intenta prevenir la posible aparición de problemas como pobreza, urbanismo, además de fomentar el desarrollo económico, social y cultural


  • Respuestas a la exigencia de responsabilidad social por la empresa:

  • Enfoque negativo:
    Oposición al incremento de responsabilidad social y a la intervención estatal. La empresa no debe cumplir su responsabilidad social, debe solamente la básica
  • Enfoque favorable:
    Un mayor compromiso con la sociedad puede incrementar los beneficios de la empresa a largo plazo, e incluso a corto. El accionista es también parte del entorno, luego lo que beneficie al entorno, le beneficia a él también. Además, un mayor compromiso mejorará la imagen de la empresa y redundará en unas mayores ventas
  • Enfoque intermedio:
    No comparte que el principal objetivo de la empresa sea maximizar el beneficio. Los objetivos de la empresa son resultado de una negociación de intereses entre sus componentes. Por tanto, tendrán que tenerse en cuenta los intereses de todos los grupos (internos y externos). Comparte el enfoque administrativo
    Un 90% de los consumidores está dispuesto a apoyar más por un producto o servicio que destine parte de su precio a un proyecto social


  • Beneficios para la empresa:

  • A nivel externo:
    • Diferenciación de marca
    • Incremento de la notoriedad
    • Mejora de la imagen corporativa
  • A nivel interno:
    • Compromiso de los trabajadores
    • Mejora del clima laboral
    • Obtención de desgravaciones fiscales




    Compartir

    Sobre el autor

    Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.