Clasificación del entorno

Un entorno se clasifica como estable o como dinámico en función de que haya pocos o muchos cambios en sus variables. También en función de la velocidad de esos cambios (estabilidad). Cuando hay pocos cambios es estable, cuando hay muchos se denomina dinámico
Entorno complejo o simple:
Un entorno se clasifica como simple o complejo dependiendo de la mayor o menor comprensión para entender esos cambios (complejidad)
Un entorno se clasifica como integrado o diverso dependiendo de si el número de variables o dimensiones que componen ese entorno es grande o pequeño (diversidad)
Un entorno se clasifica como munificiente u hostil dependiendo del menor o mayor impacto que tengan esos cambios del entorno y de la mayor o menor facilidad para adaptarse a los mismos (hostilidad)

Se define un entorno estable aquel que tiene las siguientes características:
  • Estable
  • Simple
  • Integrado
  • Munificente
  • Se define un entorno turbulento si tiene las siguientes características:
  • Dinámico
  • Complejo
  • Diverso
  • Hostil


  • Compartir

    Sobre el autor

    Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.