Transmisión de las acciones


La acción es un titulo que nace para ser transmitido, para circular
La forma jurídica de circulación de las acciones es diferente según su representación:
    • Las acciones al portador se transmiten mediante la tradición o entrega del documento. Se establece un requisito:
      • La transmisión de las acciones al portador tiene que hacerse en presencia de un notario o a través de una agencia de valores o entidad de crédito. Si no se cumple este requisito, la transmisión de las acciones es nula, pero la compraventa es válida
    • Las acciones nominativas, para su transmisión, se exige un negocio causal. La compra-venta es recomendable que se realice ante notario, aunque no es obligatorio
    • El endoso es la forma para reflejar la transmisión de la acción en el propio documento. Uno de los efectos del endoso es la legitimación del endosatario, pero esto no es posible porque dicha legitimación solo es posible cuando se inscribe en el libro registro; por lo que, en verdad, no se realiza como endoso, sino como técnica
    • Las acciones mediante anotaciones en cuenta se transmiten según los artículos 5 al 12 de la Ley de sociedades anónimas


Limitaciones a la transmisibilidad:


En un principio, la transmisión de las acciones es libre, pero existen varios supuestos que establecen cuando no pueden verse:
    • Restricciones legales:
      La Ley prohíbe la transmisión de acciones has que la sociedad no se inscriba en el Registro Mercantil, o que también la ampliación de las acciones haya sido notificada
    • Restricciones estatutarias:
      Se pueden hacer, en el momento de la constitución de la sociedad o después, pero puede haber una cláusula que prohíba la transmisión de la acción totalmente, pero sí lo está en los dos primeros años de vida de la sociedad
      Hay dos tipos de cláusulas estatutarias:
      • Cláusulas de autorización o consentimiento:
        Las cláusulas de autorización o consentimiento condicionan la transmisión a la previa autorización de la sociedad. La Ley sólo la admite cuando los estatutos mencionan las causas que permiten denegar la autorización, además dispone que si la sociedad no contesta en dos meses para la transmisión se entiende concedida la autorización
      • Cláusulas de conocimiento o tanteo:
        Las cláusulas de conocimiento o tanteo pueden reconocer un derecho de adquisición preferente a todos los socios, a los de una clase de socios o a terceros. Deben determinar la forma y plazo de su ejercicio, la solución en caso de concurrencia y la manera de fijar el precio, teniendo en cuenta la prohibición de que se haga prácticamente intransmisible la acción


La acción

Inicio

La junta general de accionistas



Compartir

Sobre el autor

Agustín Burgos Baena
Agustín Burgos Baena

Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.