Abanico de Fibonacci


3.- Especial consideración de la amortización en función del uso La amortización implica una sucesiva incorporación del inmovilizado al proceso de generación de costes en la empresa por lo que su adecuada orientación al mejor logro de este propósito resulta importante en cuanto que a través de la misma es precisamente como el equipo productivo, al participar activamente en la actividad empresarial, cumple la función para la que ha sido adquirido. Para cifrar la amortización contemplen con pulcritud esta circunstancia, aun cuando frecuentemente conlleven la exigencia de información más precisa y menos habitual El uso que en verdad se haga del bien y no el tiempo, como ya se apuntó a propósito de la síntesis de los diversos criterios de amortización, debe ser la variable de referencia que sirva de base al cálculo de la amortización que haya de imputarse al periodo de tiempo u orden de fabricación que proceda Pero la puesta en práctica de esta forma de actuar puede llevarse a cabo en forma simple, por estricto cómputo del uso realmente comprobado del bien, o atendiendo a las circunstancias de rendimiento y/o grado de aprovechamiento de su capacidad de servicio • Criterio simple de amortización en función del uso: Se cifra la vida útil estimada del equipo en unidades de servicio, computando la amortización que en cada caso proceda según el uso que realmente se haya realizado del mismo (horas de empleo, kilómetros recorridos, unidades de producto…) Suponiendo una vida útil estimada de UPe unidades genéricas de empleo o servicio, el coste estimado de unidad genérica (Upe) de empleo resultará de: Upu = ((V0 – Vr)/UPe) Tratándose del patrón horario: hpu = ((V0 – Vr)/TPe) TPTe : tiempo total estimado de vida útil del equipo, expresado en horas hPe: coste horario estimado de empleo del equipo Conocido el tiempo realmente aplicado durante un determinado periodo u orden concreta de fabricación (TLek), su coste de amortización será: aLek = TLek *hpe • Criterio tecnificado de amortización en función del uso: El discurrir de la aplicación funcional de ciertos bienes puede verse afectado por dos circunstancias singulares: de una parte, la paulatina minorización de su rendimiento y subsiguiente repercusión en la productividad que va quedando, el coeficiente menguada; de otra el menor desgaste que puede producirse en el mismo como consecuencia de una posible infrautilización de su capacidad productiva En lo que atañe a la incidencia de la posible minorización del rendimiento, la aplicación de los respectivos coeficientes permite valorar de forma distinta las unidades de servicio empleadas al inicio y final de la vida útil del bien e igualar económicamente sus prestaciones reales. Para ello en la determinación del coste de la hora efectiva de empleo del mismo, deben preverse los diversos tramos en que quepa subdividir su capacidad de servicio con el fin de aplicarle el coeficiente que corresponda Supongamos el total de TpTe horas de vida útil subdivididas en m tramos, cada uno de los cuales con su respectivo coeficiente de rendimiento; rj (j=1, 2, …, m; j1>/=j2>/=…>/=jm) El tiempo total de vida será: ThpTe = Σ Tpej *rj El coste a la hora homogénea será: hpe = ((v0-vr)/ Σ Tpej *rj) En función de la cual, del coeficiente de rendimiento que corresponda y del tiempo real de aplicación del equipo de que se trate, se determinará en cada caso, la amortización (arek) arek = Trek *rj*hpe Pero no siempre se alcanza el pleno aprovechamiento del capital del servicio del bien, en cuanto que cualquier hipotética infrautilización, programada o no, puede amortiguar su desgaste y la minoración de su rendimiento, cuya media deberá atemperarse merced a la aplicación del oportuno coeficiente corrector (qt) arek = Trek *rj*hpe*qt Cuyo proceso operativo se desarrolla en varias fases: o Medición del tiempo realmente aplicado a la producción durante el intervalo temporal (K) de que se trate Trek o Calculo del tiempo efectivo de uso correspondiente al referido intervalo: Trek* qt o Calculo del coste de la hora efectiva correspondiente al mismo: rj*hpe o Computo de la amortización aplicable al periodo (k) de cálculo: (Trek* qt)*( rj*hpe) Aun cuando la mera forma de las respectivas curvas pudiera servir al propósito de mostrar la diferencia que existe entre los criterios simple y tecnificado, quizás convenga hacer notar como contraste más relevante entre uno y otro, particularmente derivado de no haberse tenido en cuenta en el simple y la incidencia de las variaciones de rendimiento y niveles de ocupación, dos circunstancias concretas especialmente comprobables a través de la diferente distribución en el tiempo de la amortización practicada a lo largo del periodo de cálculo; que el montante de esta sobrepasa, en el criterio simple, el valor amortizable estimado a priori. En relación con los criterios basados en el tiempo, la diferencia es notable, pues aun cuando los valores amortizables y residuales de estos coincidan con los del criterio tecnificado, no así, sucede con la distribución de la amortización en el tiempo, con la subsiguiente repercusión en los importes imputados por este concepto a los respectivos lugares o portadores de coste

Estrategia con retrocesos de Fibonacci

Inicio

Arcos de Fibonacci





Compartir

Sobre el autor

Agustín Burgos Baena
Agustín Burgos Baena

Máster de finanzas en dirección financiera, con especialización en análisis bursátil y banca y gestión de activos financieros. Doctorando en Administración sobre la gestión y la creación de valor en las empresas.