Administración

Administración

1. Acudir al llamado Este ejercicio consiste en que tu perro acuda cuando tú lo llamas. Puedes usar la orden “aquí” o cualquier otra palabra. Algunas órdenes comunes en el adiestramiento canino, para este ejercicio, son “come”, “here” y “ven”. Elije la que más te guste y que no se parezca a otras órdenes. Acudir al llamado. Criterio 1: guías a tu perro con la recompensa para que se acerque a ti ▪ Sujeta una recompensa de comida y atrae la atención de tu perro con la misma. Retrocede rápidamente un par de pasos mientras acercas la recompensa a tu cuerpo, de tal forma que tu perro la siga. ▪ Al seguir la recompensa, tu perro llegará a estar muy cerca de ti. Haz click cuando eso ocurra y dale la recompensa a tu cachorro. ▪ Repite el procedimiento 10 veces. Si tu perro responde correctamente ocho de cada 10 veces, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión. Estas fotos demuestran cómo practicar el ejercicio en un lugar abierto. Por tanto, el perro debe estar con correa, pero no debes tensar la correa al retroceder. Si es necesario, usa una correa más larga. Acudir al llamado. Criterio 2: guías a tu perro para que acuda, pero sin tener la recompensa en la mano ▪ Haz el mismo procedimiento del criterio 1, pero sin tener la recompensa en la mano. ▪ Repite el procedimiento 10 veces. Si tu perro responde correctamente ocho de cada 10 veces, pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión. Acudir al llamado. Criterio 3: introduce la orden ▪ Repite el mismo procedimiento del criterio 1 (con la recompensa en la mano), pero di “aquí” antes de guiar a tu perro con la recompensa (momento adecuado antes de la foto 1 abajo). ▪ Repite el procedimiento 10 veces. Cuando notes que tu perro empieza a responder a la orden, reduce gradualmente los movimientos que haces con el brazo y el resto del cuerpo, hasta eliminarlos totalmente. ▪ Cuando tu perro responda correctamente a la orden ocho de cada diez veces, sin que tengas que usar lenguaje corporal (movimiento), pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión. Acudir al llamado. Criterio 4: usa la orden sin la recompensa ▪ Repite el mismo procedimiento del criterio 3, pero sin tener la recompensa en la mano. Ten en cuenta que las respuestas correctas de tu perro serán recompensadas, pero no guiarás a tu perro con la recompensa ni la recompensa será visible antes que él responda correctamente. Es decir que la recompensa estará en la riñonera en tu espalda, o sobre una mesa. ▪ Repite el procedimiento 10 veces. Cuando notes que tu perro empieza a responder a la orden, reduce gradualmente los movimientos que haces con el brazo y el resto del cuerpo, hasta eliminarlos totalmente. ▪ Cuando tu perro responda correctamente a la orden ocho de cada diez veces, sin que tengas que usar lenguaje corporal (movimiento), pasa al siguiente criterio en la próxima sesión. En caso contrario, deberás repetir este procedimiento en la siguiente sesión. A partir de este punto, debes hacer que tu perro se siente cada vez que acude a tu llamado. Para esto, puedes ordenarle “sienta” cuando llega hasta done tú estás, o simplemente guiarlo con la recompensa. En una o dos sesiones hará esto de forma automática. Los criterios siguientes consisten en aumentar la distancia, generalizar la conducta, discriminar entre órdenes e introducir distracciones. Más adelante verás cómo hacer todo esto. Enseñar al perro a venir Valoración: 4,8 (18 votos) 2 veces compartido Elena Torrens Enseñar al perro a venir Ver fichas de Perros Enseñar al perro a venir es uno de los ejercicios más importantes para su educación y seguridad, así que vale la pena dedicar tiempo a esta orden de obediencia tan fundamental. Posiblemente ya uses una palabra para llamar a tu perro (o su nombre), pero es muy probable que no funcione en todo momento. Por eso, vas a usar una palabra diferente para entrenar el llamado. En la explicación siguiente la palabra es "Aquí". Sigue leyendo este artículo de ExpertoAnimal para enseñar a tu perro a venir a la llamada. Toma nota de nuestros consejos: También te puede interesar: Enseñar a un perro a dormir en su cama paso a paso Enseña a tu perro a venir Equipo y ayudantes: Riñonera, pedazos de comida. Lugar: Sin distracciones. Señal: "Ven, ven, ven,...". Procedimiento Estando de pie le muestras un pedazo de comida a tu perro, dices "Ven, ven, ven,..." con voz aguda y depositas el pedazo de comida entre tus pies. Tu perro lo come y repites el procedimiento. Muy simple, ¿verdad? Cuando notes que tu perro se entusiasma y se te acerca cada vez que dices "Ven, ven, ven,..." con voz aguda, generaliza este ejercicio (vuelve a entrenarlo) en diferentes lugares de tu casa y estando tú en diferentes posiciones (de pie, sentado, etc.). Esto es parecido a cargar el clicker o enseñar el nombre. Estás creando una asociación entre la señal "Ven, ven, ven,..." y la comida, para que luego esa palabra evoque consecuencias agradables para tu perro. Pero además estás asociando esa señal con que tu perro se acerque demasiado a ti, tanto como para tomar comida que está entre tus pies. Esa es la diferencia entre este criterio y que tu perro reconozca su nombre. En este criterio usas la señal "Ven, ven, ven,..." con voz aguda para llamar la atención de tu perro. Todavía no usas la señal definitiva "Aquí", porque quieres conseguir que tu perro acuda casi perfectamente antes de empezar a usar esta última señal. Observaciones Este ejercicio es muy sencillo y no debiera presentar mayores problemas. Sin embargo, asegúrate de mantener una tasa de reforzamiento muy elevada para mantener motivado a tu perro (golosinas, snacks, pedacitos de frankfurt...) Si no quieres que tu perro tome la comida del suelo, entrégasela desde la palma de tu mano, pero manteniéndola muy cerca de ti. Lo importante no es que tome la comida del suelo, sino que mantenga sus cuatro patas en el suelo cuando acude a tu llamado. Si tu perro es cachorro, tiene problemas de visión o el suelo no permite buena visibilidad de los pedazos decomida (alfombra tupida, césped alto, etc.), le resultará difícil encontrar la comida. En esos casos, preséntasela sobre la palma de tu mano cerca de ti. Evaluación Un día en que no hayas entrenado este ejercicio y estando en un lugar libre de distracciones, di "Ven, ven, ven,..." con voz aguda y atrae la atención de tu perro (puedes ponerte en cuclillas si lo deseas). Si tu perro se te acerca velozmente y con alegría, pasa al siguiente criterio. Añade la orden Equipo y ayudantes: Riñonera, clicker y pedazos de comida. Lugar: Sin distracciones. Señal: "Ven, ven, ven,..." y "Aquí". Procedimiento Muéstrale un pedazo de comida a tu perro. Retrocede dos o tres pasos velozmente mientras repites "Ven, ven, ven,..." con voz aguda y juguetona. Tienes que resultar atractivo para tu perro, así que también puedes aplaudir, dar palmadas sobre tus muslos, agacharte o hacer cualquier cosa que atraiga la atención de tu perro. Al repetir "Ven, ven, ven,..." con voz aguda, estás creando una señal transitoria para el llamado. Esta señal te servirá para llamar a tu perro durante las sesiones de adiestramiento, mientras todavía no usas la señaldefinitiva "Aquí". Mientras tu perro acude hacia ti, haz click y lanza el pedacito de comida entre tus pies. Luego da la vuelta o gira hacia otro ángulo y repite el procedimiento. Una vez que tu perro acuda consistentemente cada vez que retrocedes rápidamente y repites "Ven, ven, ven,...", empieza a usar la palabra "Aquí". Dila antes de retroceder y solamente una vez. No repitas esa palabra. Si tu perro no acude cuando retrocedes, puedes llamarlo repitiendo "Ven, ven, ven,...". Generaliza el ejercicio en por lo menos tres lugares diferentes sin distracciones. En cada lugar entrena mientras retrocedes, caminas de frente y caminas de costado. Observaciones Es importante que no repitas la palabra "Aquí". Si tu perro no se acerca después que la dijiste, acerca la comida a su nariz y guíalo hacia ti. Entonces dale la comida. Si esto sucede con mucha frecuencia, es posible que existan distracciones en el lugar de adiestramiento o que tu tasa de reforzamiento sea muy baja. Revisa esos dos factores. Evaluación Un día en que no hayas entrenado este ejercicio di "Aquí"y retrocede rápidamente. Si tu perro se acerca veloz y alegremente pasa al siguiente criterio. En caso contrario haz dos o tres sesiones más de este criterio y vuelve a evaluar. Si deseas leer más artículos parecidos a Enseñar al perro a venir, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica. Consejos Practica en sitios distintos aumentando progresivamente las posibles distracciones. Practica y repite de forma regular la orden para que no se le olvide. Felicítalo siempre, aunque sea con un Enseñar al perro a acudir a la llamada Valoración: 5 (32 votos) 11 veces compartido Lucía Hernández Enseñar al perro a acudir a la llamada Ver fichas de Perros Enseñar al perro a acudir a la llamada es uno de los ejercicios más importantes de la obediencia canina. Los canes que vienen cuando se les llama tienen más libertad para jugar con sus amigos en el parque, ir a pasear al campo y estar seguros en cualquier lugar. Además, un llamado confiable puede salvar la vida de tu perro en determinadas circunstancias. Con este artículo de ExpertoAnimal aprenderás a enseñar al perro a acudir a la llamada desde distancias cortas y en ambientes sin distracciones, y se quede junto a ti por un segundo. Con estos criterios podrás profundizar en el tema del adiestramiento canino posteriormente. Ten en cuenta que tu perro todavía no conoce esta orden, así que no debes soltarlo en lugares abiertos. Practica este ejercicio en un lugar cerrado y sin distracciones. Además, es recomendable que empieces a practicar para que venga después de enseñar al perro a reconocer su nombre. Esto te facilitará las cosas. También te puede interesar: Enseñar a mi perro a pasear sin correa Índice Criterio 1: Tu perro acude cuando retrocedes unos pasos Criterio 2: Tu perro acude y se queda un segundo junto a ti Criterio 3: Tu perro acude mientras mueves los brazos Criterio 4: Tu perro acude y se queda un segundo junto a ti mientras mueves los brazos Criterio 5: Tu perro acude cuando lo llamas Criterio 6: Tu perro acude sin una orden formal en diferentes situaciones Posibles problemas al entrenar a tu perro para acudir al llamado Precauciones al llamar a tu perro Criterio 1: Tu perro acude cuando retrocedes unos pasos Acerca un trocito de comida a la nariz de tu perro para llamar su atención, y retrocede dos o tres pasos al mismo tiempo que acercas la comida a tu cuerpo. Luego detente. Cuando tu perro llegue a ti, haz click con un clicker y dale la comida. Repite el procedimiento entre tres y cinco veces, pero en cada repetición acerca menos la comida a la nariz de tu perro hasta que solamente tengas que retroceder unos pasos para que tu perro te siga. En este punto, deja de tener la comida en tu mano cada vez que retrocedes. Simplemente camina unos pasos hacia atrás y cuando tu perro te alcance, haz click, saca un trocito de comida de tu bolsillo o riñonera y dáselo. Si tu perro se queda quieto cuando retrocedes, haz el sonido de un beso o aplaude un par de veces para captar su atención y estimularlo a que te siga. También prueba retrocediendo más rápido. Practica en sesiones cortas, hasta que logres que tu perro te siga el 80% de las veces que retrocedes, en dos sesiones de adiestramiento consecutivas. Luego pasa al siguiente criterio. Criterio 2: Tu perro acude y se queda un segundo junto a ti Repite un par de veces el procedimiento del criterio anterior para que tu perro recuerde de qué se trata este ejercicio. Luego haz el mismo procedimiento pero aumenta gradualmente el tiempo que transcurre entre que tu perro te alcanza y que haces click. Cuando tu perro te alcance, simplemente cuenta mentalmente "Uno", haz click, coge la comida del bolsillo o riñonera y dásela. Si tu perro no espera mientras cuentas mentalmente "Uno", empieza contando "Un", o incluso un instante más corto. Poco a poco aumenta el tiempo que tu perro permanece a tu lado, hasta un segundo. Si puedes aumentar más este tiempo, hazlo, pero no te olvides que el criterio que persigues es que tu perro permanezca junto a ti sólo por un segundo. Criterio 3: Tu perro acude mientras mueves los brazos Repite el procedimiento del criterio 1, pero mueve tus brazos mientras retrocedes. En las primeras repeticiones de este criterio de adiestramiento canino, mueve tus brazos lentamente para no confundir a tu perro. Poco a poco aumenta el movimiento que haces con tus brazos. Cuando tu perro te alcance, haz click y dale la comida, pero sigue moviendo tus brazos mientras haces click. Puedes hacer dos o tres repeticiones del criterio 1 antes de empezar las sesiones de adiestramiento. Criterio 4: Tu perro acude y se queda un segundo junto a ti mientras mueves los brazos Repite el procedimiento del criterio 2, pero mueve tus brazos mientras retrocedes. Sigue moviendo tus brazos cuando te has detenido y estás contando "Uno" mentalmente. En las primeras repeticiones, el movimiento de tus brazos debe ser lento y no muy pronunciado. Poco a poco aumenta la intensidad y velocidad de ese movimiento. El beneficio de este ejercicio es que ayuda a generalizar la conducta frente a distracciones muy ligeras. Criterio 5: Tu perro acude cuando lo llamas Repite el procedimiento del criterio 1, pero di "Aquí" antes de retroceder. Cuando notes que tu perro responde correctamente a la orden, practica los demás criterios de este ejercicio, pero diciendo "Aquí" antes de retroceder. En este criterio introduces la orden de adiestramiento canino. Si usas la orden "OK" en lugar del clicker, no uses "Aquí" para llamar a tu perro. Las dos órdenes pueden sonar muy parecidas, así que es mejor que uses otra orden para llamar a tu perro. Acá, Here (pronunciado "jier"), u otras órdenes pueden servirte. Criterio 6: Tu perro acude sin una orden formal en diferentes situaciones Aprovecha para hacer que tu perro acuda en diferentes situaciones de la vida cotidiana, pero todavía no uses la orden en cualquier lugar. Simplemente haz el sonido de un beso (lanza un beso al aire) y si tu perro acude a ti, haz click y dale un trozo de comida. También puedes retroceder unos pasos cuando te mira, para estimularlo a seguirte. Practica esto en diferentes situaciones, pero no en sesiones formales. Hazlo unas tres veces por día, independientemente de las sesiones formales de adiestramiento canino. Al hacer esto, asegúrate que no haya distracciones que puedan competir contigo. Por ejemplo, no practiques este criterio cuando tu perro está jugando con otros perros. Practica este criterio cuando tu perro está sin nada que hacer en el comedor, en el jardín, etc. Cuando notes que tu perro responde con mucha frecuencia al sonido del beso, puedes empezar a usar la orden "Aquí" para llamarlo en diferentes situaciones, pero probablemente necesites practicar más para llegar a este punto. Posibles problemas al entrenar a tu perro para acudir al llamado Algunos problemas que puedes enfrentar al enseñar al perro para acudir a la llamada son: Tu perro no acude cuando retrocedes Si tu perro no te sigue cuando retrocedes, quizás sea necesario que busques un lugar diferente para entrenar. La clave del adiestramiento de perros para acudir a la llamada es que tú seas lo más atractivo para tu perro en el lugar de adiestramiento. Es muy probable que tu perro no acuda si existen otras distracciones, porque todavía no está listo para responder en presencia de distracciones. Si piensas que el lugar es el adecuado, haz una serie rápida de entregarle trocitos de comida. Dale a tu perro unos cinco pedacitos de comida rápidamente antes de empezar la sesión de adiestramiento, para que esté atento. Tu perro te salta encima cuando llega hasta ti Si tu perro te salta encima cada vez que acude, debes hacer click antes que te salte encima y lanzar el trocito de comida al suelo. Otra alternativa es que le des la comida desde tu mano, pero agachándote lo suficiente como para que tu perro tenga que bajar su cabeza en lugar de mirar hacia arriba. Es importante que tu perro no te salte encima cuando acude a la llamada porque esa conducta es difícil de erradicar. Tu perro acude cuando retrocedes pero no cuando usas la orden Es posible que la orden que usas esté "envenenada". Muchos perros aprenden que sus nombres y la orden "Aquí" (o "Ven aquí") significa algo malo, porque son castigados después de esas órdenes. Si has usado alguna orden para llamar a tu perro y lo has castigado por acudir, habrás estropeado esa orden porque tu perro la habrá asociado con cosas negativas. Por otra parte, si has estado usando una orden para llamar a tu perro pero no has entrenado la conducta hasta que sea altamente confiable, es probable que tu perro haya aprendido que es más gratificante ignorar tu llamada. En cualquiera de esos casos, usa una orden diferente que tu perro no conozca. Tu perro no acude fuera de casa Tu perro no está listo para acudir a tu llamada en presencia de distracciones. De hecho, ni siquiera está listo para acudir a una llamada a gran distancia en ambientes libres de distracciones. Por el momento no uses la orden para llamar a tu perro más que en las sesiones formales de adiestramiento. Si sacas a pasear a tu perro, todavía no lo sueltes en lugares que no están cercados. Él no está listo para responder adecuadamente a tu llamada en esas circunstancias y puede ser peligroso que le quites la correa en la calle. Precauciones al llamar a tu perro Nunca llames a tu perro para castigarlo ni para someterlo a actividades que no le gustan (por ejemplo, bañarlo). Si necesitas sujetar a tu perro para algo que no le gusta, acércate hacia él en lugar de llamarlo. De esta manera no estropearás la orden para enseñar al perro a acudir a la llamada. Ten en cuenta que algunas actividades que no parecen desagradables pueden serlo. Por ejemplo, si sueltas a tu perro para que juegue con otros perros en algún lugar cerrado, no lo llames para irte. Si lo haces, tu perro aprenderá que obedecer a la llamada significa terminar la diversión. En todo caso, acércate a él para sujetarlo o atráelo con algún juguete. Si deseas leer más artículos parecidos a Enseñar al perro a acudir a la llamada, te recomendamos que entres en nuestra sección de Educación básica. Consejos adicionales sobre el llamado Hasta que tu perro no acuda a tu llamado en cualquier lugar y frente a cualquier distracción, no uses la orden “aquí” en otras circunstancias que no sean las sesiones de adiestramiento. Si lo llamas y él no obedece, habrás creado un mal precedente que le indica a tu perro que puede ignorar tu llamado. Si necesitas llamarlo en otras situaciones, usa otra orden mientras tanto (“ven”, silba, etc.). No llames a tu perro para cosas que no le agradan o para castigarlo. Basta con que lo llames una vez para darle un castigo, y habrás arruinado la orden. Si necesitas tenerlo a mano para algo desagradable para él (como darle un baño), acércate hasta donde está y sujétalo por el collar; no lo llames. Si sueltas a tu perro en el parque para que juegue con otros perros, no lo llames solamente cuando tienes que volver a tu casa. Si haces eso, tu perro asociará el llamado con el fin de la diversión. En cambio, si lo llamas varias veces para darle una recompensa de comida y dejarlo jugar de nuevo, el llamado se fortalecerá cada vez más. De todos modos, no hagas esto hasta que tu perro acuda perfectamente frente a distracciones fuertes. El ejercicio de ida y vuelta que te expliqué antes, te puede ayudar un poco con el llamado. Como dices el nombre de tu perro antes de dar la vuelta, él se acostumbrará a prestar atención cuando escucha su nombre. Entonces, puedes llamar su atención diciendo su nombre y luego llamarlo. Si usas “Ok” en lugar de un clicker, es mejor que no uses “aquí” para llamar a tu perro. Aunque son palabras diferentes, el sonido puede ser muy parecido cuando ambas se dicen rápidamente. Entonces, tu perro puede confundirse en algún momento. En este caso, usa otra orden para llamar a tu perro. Algunas opciones son “ven”, “come” y “here”.


Sobre el autor

Datos de contacto del autor

Agustín Burgos Baena
Agustín Burgos Baena

Doctor en Administración y Máster en finanzas en dirección financiera de empresas, análisis bursátil, valoración de empresas y gestión de activos financieros y bancarios.